Wednesday, October 17, 2007

LIBERACIÓN DE EGIPTO EN NOMBRE DEL PACTO DE DIOS CON ABRAHAM

IBERACIÓN DE EGIPTO EN NOMBRE DEL
PACTO DE DIOS CON ABRAHAM

En el Monte Sinaí, el pacto que Dios hizo con Abraham fue hecho con las doce tribus de Jacob, los hijos de Israel. En Éxodo 19:1,3 está escrito:

"En el mes tercero de la salida de los hijos de Israel de la tierra de Egipto, en el mismo día llegaron al desierto de Sinaí… Y Moisés subió a Dios; y el Señor lo llamó desde el monte, diciendo: Así dirás a la casa de Jacob, y anunciarás a los hijos de Israel."

Dios sacó a los hijos de Israel de Egipto por causa del pacto que Él había hecho con Abraham. En Génesis 15:13-14 está escrito:

"Entonces el Señor dijo a Abram: ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años. Mas también a la nación a la cual servirán, juzgaré yo; y después de esto saldrán con gran riqueza."

Dios llamó a Moisés en nombre del pacto que Dios hizo con Abraham. En Éxodo 2:23-25 está escrito:

"Aconteció que después de muchos días murió el rey de Egipto, y los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre, y clamaron; y subió a Dios el clamor de ellos con motivo de su servidumbre. Y oyó Dios el gemido de ellos, y se acordó de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob. Y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios."

Moisés liberó a los hijos de Israel de Egipto por la poderosa mano de Dios. Después de que Dios liberase a los hijos de Israel de Egipto y de la servidumbre de Faraón, Dios instruyó a Moisés que llevase a los hijos de Israel al Monte Sinaí. En Éxodo 3:1, 11-12 está escrito:

"Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios…Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel? Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado; cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios en este monte."

En Éxodo 19:1-3, Moisés trajo a la casa de Jacob, los hijos de Israel, al Monte Sinaí para servir a Dios.



EL PACTO DE DIOS CON ABRAHAM FUE HECHO CON EL DESCENDIENTE DE ABRAHAM EN EL MONTE SINAÍ

Mucha gente mira al pacto que Dios hizo con Abraham y la Torá que Dios hizo con los hijos de Israel en el Monte Sinaí como acontecimientos independientes y dos pactos separados. En realidad, son el mismo pacto. La distinción es que primeramente Dios hizo Su pacto sólo con Abraham y Jesús. Físicamente, la Torá que Dios dio en el Monte Sinaí fue dada a los descendientes de Abraham así como Dios había prometido (Génesis 17:7). Espiritualmente, la Torá que Dios dio en el Monte Sinaí fue dada a los creyentes en Jesús como el Mesías (Gálatas 3:29). Físicamente, la Torá que fue dada en el Monte Sinaí, no fue hecha solamente con los hijos de Israel que estaban presentes sino también con todas las generaciones futuras. En Deuteronomio 29:14-15 está escrito:

"Y no solamente con vosotros hago este pacto, y es te juramento, sino con los que están aquí presentes hoy con vosotros delante del Señor nuestro Dios, y con los que no están aquí hoy con nosotros."

Espiritualmente, la Torá que fue dada en el Monte Sinaí fue también dada a todos los que aceptan a Jesús como el Mesías. En 1ª Corintios 10:1-4 está escrito:

"Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo."

Físicamente, en el Monte Sinaí, Dios deseaba hacer de Su pueblo un Reino de Sacerdotes. En Éxodo 19:5-6 está escrito:

"Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto (el pacto que Dios hizo con Abraham), vosotros seréis mi especial tesoro, sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel."

Espiritualmente, Dios desea hacer de todos los creyentes una nación de sacerdotes. En 1ª Pedro 2:5, 9 está escrito:

"Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo… Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios…"

Físicamente, la Torá que fue dada en el Monte Sinaí se hizo con los descendientes de Abraham, tal y como Dios había prometido a Abraham (Génesis 17:7). En realidad, la Torá de Dios ha existido desde el principio del tiempo. La Palabra de Dios es Su Torá. Jesús es la Torá viviente (Juan 1:1-2). El árbol de la vida en el Huerto del Edén era la Torá (Proverbios 3:1, 8). La Torá, el Árbol de la Vida, será dada en el futuro para la sanidad de las naciones (Isaías 2:2-3; Revelación 22:1-2).

EFRAÍN ES UN CUADRO PROFÉTICO DE LA NOVIA DE CRISTO

EFRAÍN ES UN CUADRO PROFÉTICO DE LA NOVIA DE CRISTO

Generalmente hablando, Efraín es un cuadro del Cristianismo. Más específicamente, Efraín es un cuadro espiritual de la Novia de Cristo. ¿Cómo es esto así?

Cuando Jacob bendecía a Efraín y Manasés, cruzó sus manos mientras que impartía la bendición. Normalmente, la bendición del padre es dada con la mano derecha y puesta sobre el hijo mayor. La mano izquierda se pondría sobre el hijo menor. La mano derecha es simbólica de fuerza y autoridad. Sin embargo, cuando Jacob bendijo a Efraín y Manasés, Jacob dio la bendición de la mano derecha a Efraín, el menor, y la bendición de la mano izquierda a Manasés, el mayor. Haciéndolo así, Jacob cruzó sus manos cuando impartía la bendición. La cruz es simbólica del Cristianismo.

Efraín es un cuadro espiritual de la Novia de Cristo. La palabra Efraín es la palabra 669 del Diccionario de Strong. La palabra hebrea, Efraín, significa "fruto doble." Ser sumamente fructífero fue una promesa que Dios hizo a Abraham referente a su simiente (Génesis 17:6). Ser sumamente fructífero sólo se puede conseguir a través de la ayuda del Espíritu Santo. Jesús oró que Sus seguidores fueran sumamente fructíferos (Juan 15:8). Todos los creyentes que aceptan a Jesús como el Mesías y son sumamente fructíferos serán la Novia de Cristo. Estos creyentes consistirían tanto de judíos naturales y no judíos e incluirían a Abraham, Isaac, Jacob y David.

Porque hay muchas enseñanzas equivocadas que existen referente a Efraín, permítanme esta oportunidad para decir lo que es Efraín, y lo que no es Efraín. Efraín es un CUADRO ESPIRITUAL de una característica de la Novia de Cristo. Efraín NO es lo siguiente:

Efraín NO está asociado con el Israelismo Británico
Efraín NO está asociado con la supremacía blanca
Efraín NO está asociado con la teología del reemplazo
Efraín NO representa todo el Cristianismo
Efraín es un cuadro espiritual de la Novia de Cristo que es SUMAMENTE FRUCTÍFERA para el reino de los cielos. Esta estaría compuesta por creyentes que son judíos de nacimiento y aquellos creyentes que no son nacidos judíos.

Aquellos cristianos que no son sumamente fructíferos tienen la característica de Manasés. Manasés es la palabra 4519 del Diccionario de Strong. La palabra hebrea, Manasés significa "olvidadizo." Manasés es profético de aquellos creyentes que "olvidan" amar a Dios con todo su corazón, mente, alma y fuerzas y no crecen hacia la madurez espiritual y no son sumamente fructíferos para el reino de Dios. Manasés es un cuadro espiritual de aquellos creyentes que estarán en el cielo pero no serán la Novia de Cristo. Efraín es un cuadro espiritual de aquellos creyentes que estarán en el cielo y serán la Novia de Cristo.



¿CÓMO SON EFRAÍN Y MANASÉS UN CUADRO
ESPIRITUAL DEL CRISTIANISMO?

La bendición de Efraín fue impartida sobre él cuando Jacob cruzó sus manos (Génesis 48:13-14)
Efraín fue ADOPTADO en la familia de Jacob. Los creyentes en Yeshúa son adoptados en la familia de Dios (Romanos 8:14-17, 22-23; Gálatas 4:4-6)
Efraín es la palabra 669 de Strong y significa, "doble fruto." Dios prometió a Abraham que sus descendientes serían sumamente fructíferos (Génesis 17:6)
Efraín es un término para el Reino del Norte de Israel que olvidaron la Torá de Dios. También lo ha hecho el Cristianismo (Oseas 8:12)
Efraín, el Reino del Norte, instituyó una sustitución del lugar de adoración (Dan y Bet-el) en lugar de Jerusalén (1ª Reyes 12:29; Deuteronomio 16:16). El Cristianismo adora en una iglesia en lugar de una sinagoga donde Jesús adoró.
Efraín, el Reino del Norte, instituyó fiestas sustitutivas en lugar de observar las fiestas que Dios dio en Levítico 23 (1ª Reyes 12:32-33). El Cristianismo ha adoptado la Navidad (Christmas) y Pascua del Mithraismo Romano antes que guardar las fiestas bíblicas que Dios dio en Levítico 23.
Efraín, el Reino del Norte, instituyó un sustituto del sacerdocio en lugar de tener sacerdotes de la tribu de Leví (1ª Reyes 12:31). El Cristianismo permite pastores y sacerdotes como ministros de las ovejas de Dios que no han sido ungidos y llamados por Dios en su oficio y ministerio.
Efraín, el Reino del Norte, mezcló el paganismo con la verdadera adoración del Dios de Israel y lo llamó la verdadera adoración del Dios de Israel. Dios lo llamó a esto el sistema de adoración del becerro de oro (1ª Reyes 12:28). El Cristianismo ha mezclado las prácticas y creencias de Roma y Babilonia con la verdadera adoración del Dios de Israel, y lo llama la verdadera adoración del Dios Israel.
Así como Efraín (un cuadro del Cristianismo) nació en Egipto (el mundo), la Novia de Dios (un remanente de creyentes en Jesús) son llamados para que dejen el sistema babilónico religioso de adoración a Dios (Génesis 48:3-6; Zacarías 2:7; Revelación 18:4).

LA BENDICIÓN COMPLETA DE ABRAHAM FUE DADA A EFRAIN Y MANASES

LA BENDICIÓN COMPLETA DE ABRAHAM
FUE DADA A EFRAÍN Y MANASÉS

Uno de los doce hijos de Jacob era José. La bendición de Abraham, Isaac y Jacob es otorgada sobre los hijos de José, Efraín y Manasés. Jacob adopta a los hijos de José y les da la bendición del pacto que Dios hizo a Abraham, Isaac, y Jacob y les son dados los derechos de primogenitura y el cumplimiento fructífero del pacto de Abraham. En Génesis 48:3-6, está escrito:

"Y dijo a José: El Dios Omnipotente me apareció en Luz en la tierra de Canaán, y me bendijo, y me dijo: He aquí yo te haré crecer, y te multiplicaré, y te pondré por estirpe de naciones; Y daré esta tierra a tu descendencia después de ti por heredad perpetua. Y ahora tus dos hijos Efraín y Manasés, que te nacieron en la tierra de Egipto, antes que viniesen a ti a la tierra de Egipto, míos son, como Rubén y Simeón, serán míos. Y los que después de ellos has engendrado, serán tuyos; por el nombre de sus hermanos serán llamados en sus heredades."

Rubén y Simeón son los primogénitos de Jacob. La doble porción de la bendición de la herencia pertenece al hijo primogénito. No sólo está adoptando Jacob a Efraín y Manasés dentro de su familia dándoles su bendición, sino que les está siendo dada la doble porción de la bendición del primogénito. La bendición de Jacob sobre Efraín y Manasés ha sido registrada en Génesis 48:12-16, según está escrito:

"Entonces José los sacó de entre sus rodillas, y se inclinó a tierra. Y los tomó José a ambos, Efraín a su derecha, a la izquierda de Israel, y Manasés a su izquierda, a la derecha de Israel; y los acerco a él. Entonces Israel extendió su mano derecha, y la puso sobre la cabeza de Efraín, que era el menor, y su mano izquierda sobre la cabeza de Manasés, colocando así sus manos adrede, aunque Manasés era el primogénito. Y bendijo a José, diciendo: El Dios en cuya presencia anduvieron mis padres Abraham e Isaac, el Dios que me mantiene desde que yo soy hasta este día, el ángel que me liberta de todo mal, bendiga a estos jóvenes; y sea perpetuado en ellos mi nombre, y el nombre de mis padre Abraham e Isaac, y multiplíquense en gran manera en medio de la tierra."

Bien Venidos al Blog De Ministerios Shelach

Esperamos que este Blog sea de mucha bendicion para tuvida
en este leguar nuestro proposito es de regresar a las Raices Hebreicas esperamos que sea de mucha bendicon para tu vida.

shelach music


I made this music playlist at MyFlashFetish.com.

EL PACTO DE DIOS CON ABRAHAM

EL PACTO DE DIOS CON ABRAHAM


EL EVANGELIO DE ACUERDO A LA TORÁ

Para poder comprender la Biblia completamente de Génesis a Revelación, DEBES comprender el pacto que Dios hizo con Abraham. La mayoría de los cristianos no se dan cuenta de la importancia del pacto que Dios hizo con Abraham. Aún más, la mayoría de los cristianos no ven que el pacto de Dios con Abraham sea relevante hoy en día. De hecho, no puedes comprender cómo está tan entrelazado y conectado al Nuevo Testamento, al menos que comprendas el pacto que Dios hizo con Abraham. No podrás comprender cómo la profecía bíblica de los últimos tiempos está tan fuertemente asociada con los acontecimientos principales del mundo, tal como el proceso de paz Árabe/Israelí y la lucha por Jerusalén, a menos que tú comprendas el pacto que Dios hizo con Abraham. El pacto que Dios hizo con Abraham es un pacto SEMPITERNO (Génesis 17:7). El pacto que Dios hizo con Abraham es el evangelio del Reino de Dios (Gálatas 3:8). En este capítulo, estudiaremos la importancia del pacto que Dios hizo con Abraham. Haciéndolo así, descubriremos que el evangelio del Reino de Dios es el evangelio de acuerdo a la Torá.


EL PACTO DE DIOS CON ABRAHAM FUE HECHO CON JESÚS

El plan redentor de Dios completo será cumplido de acuerdo al pacto que Dios hizo con Abraham. Por esta razón, Abraham es llamado el padre de nuestra fe (Romanos 4:16).

Aún más, Dios nos dice que hemos de mirar a (comprender el pacto que Dios hizo con) Abraham nuestro padre y a Sara que nos dio a luz. En Isaías 51:1-4 está escrito:

"Oídme, los que seguís la justicia, los que buscáis al Señor. Mirad a la piedra de donde fuisteis cortados, y al hueco de la cantera de donde fuisteis arrancados. Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué. Ciertamente consolará el Señor a Sión…Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía; porque de mí saldrá la TORÁ, y mi justicia para luz de los pueblos"

En Génesis 12:1-3, 7 Dios llamó a Abraham fuera de Ur de los Caldeos y le prometió que si seguía en pos de Dios que haría de él una nación grande y le daría la tierra. En Génesis 17:1-8, Dios le reafirmó Su pacto a Abraham, según está escrito:

"Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció el Señor y le dijo: Yo soy el Dios todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto. Y pondré mi pactó entre tú y yo, y te multiplicaré en gran manera. Entonces Abram se postro sobre su rostro, y Dios habló con él diciendo: he aquí mi pacto es contigo y serás padre de muchedumbre de gentes. Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. Y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti. Y estableceré mi pacto entre tú y yo, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo para ser tu Dios y el de tu descendencia después de ti. Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos"

El pacto que Dios hizo con Abraham fue hecho con Jesús al mismo tiempo. En Gálatas 3:16 está escrito:

"Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo".

Todos los creyentes que han aceptado a Jesús como su Señor y Salvador personal son herederos del pacto que Dios hizo con Abraham. En Gálatas 3:29 está escrito:

"Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa."



SIETE PROMESAS DEL PACTO QUE DIOS HIZO CON ABRAHAM

La semilla de Abraham será extremadamente fructífera (Génesis 17:6)
Naciones saldrán de Abraham (Génesis 17:6)
Reyes saldrán de Abraham (Génesis 17:6)
El pacto es con la simiente de Abraham (Génesis 17:7)
El pacto de Dios con Abraham es perpetuo (Génesis 17:7)
La simiente de Abraham poseerá la tierra de Canaán (Génesis 17:8)
La posesión de la tierra de Canaán es una posesión perpetua (Génesis 17:8)
Estas siete promesas nunca se han cumplido en su plenitud. Aún así, el pacto de Dios hecho a Abraham será cumplido físicamente y espiritualmente. Puesto que el pacto que Dios hizo con Abraham es perpetuo y eterno, estas promesas son todavía válidas hoy, y serán cumplidas a través de los acontecimientos de la segunda venida de Jesús en el Milenio en la Edad Mesiánica.



DE ABRAHAM A ISAAC Y JACOB

De Abraham, el pacto fue pasado a Isaac. En Génesis 26:1-4, está escrito:

"Después hubo hambre en la tierra, además de la primera hambre que hubo en los días de Abraham; y se fue Isaac a Abimelec rey de los filisteos, en Gerar. Y se le apareció el Señor, y le dijo: No desciendas a Egipto; habita en la tierra que te daré. Habita como forastero en esta tierra y estaré contigo, y te bendeciré: porque a ti y a tu descendencia daré todas estas tierras, y confirmaré el juramento que hice a Abraham tu padre. Multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y daré a tu descendencia todas estas tierras; y todas las naciones de la tierra serán benditas en tu simiente."

De Abraham, el pacto que Dios hizo con él fue pasado a Isaac y, entonces, a Jacob. En Génesis 28:10, 13-14 está escrito:

"Salió, pues, Jacob de Beerseba, y fue a Harán…Y he aquí, el Señor estaba en lo alto de ella, el cual dijo: Yo soy el Señor, el Dios de Abraham tu padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia. Será tu descendencia como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, al oriente, al norte y al sur; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente."

Más tarde, Dios reiteró Su promesa a Jacob y cambió su nombre a Israel. En Génesis 35:9-12 está escrito:

"Apareció otra vez Dios a Jacob, cuando había vuelto de Padan-aram, y le bendijo. Y le dijo Dios: Tu nombre es Jacob; no se llamará más tu nombre Jacob, sino Israel será tu nombre; y llamó su nombre Israel. También le dijo Dios: Yo soy el Dios omnipotente: crece y multiplícate; una nación y conjunto de naciones procederán de ti, y reyes saldrán de tus lomos. La tierra que he dado a Abraham y a Isaac, la daré a ti, y a tu descendencia después de ti daré la tierra."


DE ABRAHAM A ISAAC, A JACOB Y A LOS HIJOS DE ISRAEL

Jacob tenía doce hijos que se convirtieron en las cabezas de las doce tribus de Israel. En Génesis 49:1-28, Jacob bendice a sus doce hijos. En Génesis 49:28 está escrito:

"Todos éstos fueron las doce tribus de Israel, y esto fue lo que su padre les dijo, al bendecirlos; a cada uno por su bendición los bendijo."

Bendicones....