Wednesday, October 17, 2007

EL PACTO DE DIOS CON ABRAHAM

EL PACTO DE DIOS CON ABRAHAM


EL EVANGELIO DE ACUERDO A LA TORÁ

Para poder comprender la Biblia completamente de Génesis a Revelación, DEBES comprender el pacto que Dios hizo con Abraham. La mayoría de los cristianos no se dan cuenta de la importancia del pacto que Dios hizo con Abraham. Aún más, la mayoría de los cristianos no ven que el pacto de Dios con Abraham sea relevante hoy en día. De hecho, no puedes comprender cómo está tan entrelazado y conectado al Nuevo Testamento, al menos que comprendas el pacto que Dios hizo con Abraham. No podrás comprender cómo la profecía bíblica de los últimos tiempos está tan fuertemente asociada con los acontecimientos principales del mundo, tal como el proceso de paz Árabe/Israelí y la lucha por Jerusalén, a menos que tú comprendas el pacto que Dios hizo con Abraham. El pacto que Dios hizo con Abraham es un pacto SEMPITERNO (Génesis 17:7). El pacto que Dios hizo con Abraham es el evangelio del Reino de Dios (Gálatas 3:8). En este capítulo, estudiaremos la importancia del pacto que Dios hizo con Abraham. Haciéndolo así, descubriremos que el evangelio del Reino de Dios es el evangelio de acuerdo a la Torá.


EL PACTO DE DIOS CON ABRAHAM FUE HECHO CON JESÚS

El plan redentor de Dios completo será cumplido de acuerdo al pacto que Dios hizo con Abraham. Por esta razón, Abraham es llamado el padre de nuestra fe (Romanos 4:16).

Aún más, Dios nos dice que hemos de mirar a (comprender el pacto que Dios hizo con) Abraham nuestro padre y a Sara que nos dio a luz. En Isaías 51:1-4 está escrito:

"Oídme, los que seguís la justicia, los que buscáis al Señor. Mirad a la piedra de donde fuisteis cortados, y al hueco de la cantera de donde fuisteis arrancados. Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué. Ciertamente consolará el Señor a Sión…Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía; porque de mí saldrá la TORÁ, y mi justicia para luz de los pueblos"

En Génesis 12:1-3, 7 Dios llamó a Abraham fuera de Ur de los Caldeos y le prometió que si seguía en pos de Dios que haría de él una nación grande y le daría la tierra. En Génesis 17:1-8, Dios le reafirmó Su pacto a Abraham, según está escrito:

"Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció el Señor y le dijo: Yo soy el Dios todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto. Y pondré mi pactó entre tú y yo, y te multiplicaré en gran manera. Entonces Abram se postro sobre su rostro, y Dios habló con él diciendo: he aquí mi pacto es contigo y serás padre de muchedumbre de gentes. Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. Y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti. Y estableceré mi pacto entre tú y yo, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo para ser tu Dios y el de tu descendencia después de ti. Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos"

El pacto que Dios hizo con Abraham fue hecho con Jesús al mismo tiempo. En Gálatas 3:16 está escrito:

"Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo".

Todos los creyentes que han aceptado a Jesús como su Señor y Salvador personal son herederos del pacto que Dios hizo con Abraham. En Gálatas 3:29 está escrito:

"Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa."



SIETE PROMESAS DEL PACTO QUE DIOS HIZO CON ABRAHAM

La semilla de Abraham será extremadamente fructífera (Génesis 17:6)
Naciones saldrán de Abraham (Génesis 17:6)
Reyes saldrán de Abraham (Génesis 17:6)
El pacto es con la simiente de Abraham (Génesis 17:7)
El pacto de Dios con Abraham es perpetuo (Génesis 17:7)
La simiente de Abraham poseerá la tierra de Canaán (Génesis 17:8)
La posesión de la tierra de Canaán es una posesión perpetua (Génesis 17:8)
Estas siete promesas nunca se han cumplido en su plenitud. Aún así, el pacto de Dios hecho a Abraham será cumplido físicamente y espiritualmente. Puesto que el pacto que Dios hizo con Abraham es perpetuo y eterno, estas promesas son todavía válidas hoy, y serán cumplidas a través de los acontecimientos de la segunda venida de Jesús en el Milenio en la Edad Mesiánica.



DE ABRAHAM A ISAAC Y JACOB

De Abraham, el pacto fue pasado a Isaac. En Génesis 26:1-4, está escrito:

"Después hubo hambre en la tierra, además de la primera hambre que hubo en los días de Abraham; y se fue Isaac a Abimelec rey de los filisteos, en Gerar. Y se le apareció el Señor, y le dijo: No desciendas a Egipto; habita en la tierra que te daré. Habita como forastero en esta tierra y estaré contigo, y te bendeciré: porque a ti y a tu descendencia daré todas estas tierras, y confirmaré el juramento que hice a Abraham tu padre. Multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y daré a tu descendencia todas estas tierras; y todas las naciones de la tierra serán benditas en tu simiente."

De Abraham, el pacto que Dios hizo con él fue pasado a Isaac y, entonces, a Jacob. En Génesis 28:10, 13-14 está escrito:

"Salió, pues, Jacob de Beerseba, y fue a Harán…Y he aquí, el Señor estaba en lo alto de ella, el cual dijo: Yo soy el Señor, el Dios de Abraham tu padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia. Será tu descendencia como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, al oriente, al norte y al sur; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente."

Más tarde, Dios reiteró Su promesa a Jacob y cambió su nombre a Israel. En Génesis 35:9-12 está escrito:

"Apareció otra vez Dios a Jacob, cuando había vuelto de Padan-aram, y le bendijo. Y le dijo Dios: Tu nombre es Jacob; no se llamará más tu nombre Jacob, sino Israel será tu nombre; y llamó su nombre Israel. También le dijo Dios: Yo soy el Dios omnipotente: crece y multiplícate; una nación y conjunto de naciones procederán de ti, y reyes saldrán de tus lomos. La tierra que he dado a Abraham y a Isaac, la daré a ti, y a tu descendencia después de ti daré la tierra."


DE ABRAHAM A ISAAC, A JACOB Y A LOS HIJOS DE ISRAEL

Jacob tenía doce hijos que se convirtieron en las cabezas de las doce tribus de Israel. En Génesis 49:1-28, Jacob bendice a sus doce hijos. En Génesis 49:28 está escrito:

"Todos éstos fueron las doce tribus de Israel, y esto fue lo que su padre les dijo, al bendecirlos; a cada uno por su bendición los bendijo."

Bendicones....

No comments: